La Katana de OccamBlogalia

Entre el suicidio y la redención, ... (pero de esta vida) dislates de un escritor de Ciencia Ficción, de un Astrónomo, de un ateo y de un escéptico... Locuras...¡Pero que racionales!

Archivos
<Julio 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

Documentos

Bitácoras Imperdibles:

Biblioteca de Babel

Pasando el Iron

Una cuestión personal

Bitácora de rvr

Memorabilis

Los cien gaiteros del delirio

Cadenas bien formadas

Quotidianum

Por la Boca Muere el Pez

GeneSys Unlimited

Al Alcance de la Razón

el GNUdista

Blogalia

Inicio > Historias > Educando Bajo el Horizonte
Educando Bajo el Horizonte 2002-06-17

Educando Bajo el Horizonte


Compartimos la sensación de hacer un trabajo importante y la confirmación
de saberlo, la sociedad nos confía la formación intelectual pero también
humana y de los valores de sus hijos, del futuro.

Luego de un tiempo de estar apartado por razones personales retorno a la
actividad docente, a mi materia: Astronomía. Y entonces recibo la noticia,
mutilar curricularmente Astronomía como materia. (Esto puede ser su
eliminación o algo peor).
Casi de inmediato uno se pregunta cuales son las consecuencias de un acto de
esta índole.
¿Deteriorar aún más la naturaleza decaída de nuestra enseñanza?
¿Prolongar la ignorancia en temas fundamentales acerca del universo?
Ya es bastante difícil explicar muchas de las cosas que suceden al ciudadano
común, el que nos confía a sus hijos. La tecnología ya se parece a la magia,
la usamos apretando botones que disparan acciones que no comprendemos. El
programa de Astronomía nos da una visión del universo completa y sin
complejidades absurdas, nos explica como orientarnos, por qué el cielo es
azul, por qué los planetas son esféricos y cómo puede existir una fuente de
energía que permita que el sol brille miles de millones de años. ¿Por qué
existe un principio del universo y del tiempo? ¿Qué es la vida y qué es el
Sistema Solar en relación a la vida? ¡Cuan preciosa y rara! Y nos lleva
desde los griegos con sus errores, intuiciones y aciertos hasta la
actualidad.
Vemos como se combaten los dogmas con la razón a través de Copérnico,
Galileo, Kepler y toda figura científica brillante de nuestra historia.
Entonces no resisto preguntarme: ¿Esto es lo peligroso?
En relación con referentes de la materia solicité humildemente adhesiones y
así presentar ante las autoridades una moción plural para que se reconsidere
este paso; la respuesta fue una sorpresa enorme, cientos de personas en todo
el mundo inmediatamente pusieron a disposición sus nombres, teléfonos y
direcciones de correo-e como muestra de apoyo.
Personalidades a cargo de los observatorios más importantes del mundo, pero
también ciudadanos comunes, maestros, amas de casa. Gente en distintos
países, de distintas edades comienzan a interesarse por lo que hacemos,
algunos no hablan español, o reaccionan ante la palabra Uruguay como
nosotros a Tanzania o Timbuctú, algunos desearían haber tenido la
oportunidad de aprender algo acerca del universo cuando tenían la edad para
dirigir sus carreras, otros se asombran que ante la claridad que supone que
exista Astronomía como asignatura curricular, se decida eliminarla. De hecho
miles de alumnos no la tienen ya. Miles de alumnos a los que nunca se les
responderán los enigmas fascinantes del universo.
Estoy seguro de algo, si ha de haber un cambio, este debe ser más
astronomía. En primero, dos horas semanales para complementar e introducir a
los más jóvenes al siglo XXI.
En segundo para que comprendan los rudimentos de las nuevas asignaturas que
ven aplicadas en forma única en esta ciencia que muestra a las demás en
forma absolutamente aplicada.
En tercero, tres horas semanales para lentamente intuir y entender las
complejidades del universo que no vemos por ser enormes y lentos macroseres.
En cuarto cuatro horas semanales que permitan enlazar a la filosofía y a la
literatura, así como a la física y a la química y matemáticas e historia,
para que aquellos que continúen en su camino por las letras tengan claros
algunos importantes hechos y eventos de la ciencia y para los que continúen
en un camino hacia la ciencia tengan todo el conocimiento que les provee
nuestra condición de frágiles humanos producidos por una serie de
casualidades casi impensables.
Si existe una reforma, los que opten por un bachillerato artístico no deben
olvidar que grandes músicos han sido astrónomos y matemáticos, que artistas
plásticos y literarios han salido directamente de las entrañas de la
ciencia.
Si somos lo que sabemos, nuestros recuerdos, nosotros mismos, estamos
mutilando nuestros hijos y nuestro futuro. Al menos diremos que no lo
hacemos inconscientemente. Y si tenemos suerte e integridad, podremos decir
que no lo hicimos nunca.


Claudio Pastrana

Enviado por escepticismo a las 21:28 | 3 Comentarios | Enlace


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://escepticismo.blogalia.com//trackbacks/1595

Comentarios

1
De: El Pez Fecha: 2002-06-17 23:47

Qué bello, Don Claudio, lo que cuenta. Y qué cierto. Y qué triste que haya que decirlo como si fuera algo desconocido...

Adelante, y que nos oigan!



2
De: Javier Sánchez Quirós Fecha: 2002-09-21 18:40

Amigo Claudio:
Cierto es que no hay nada como enseñar, enseñar a descubrir el universo que existe fuera de este mundo con sus problemas y desilusiones; ojalá a todos nos dejaran enseñar la Astronomía y fuera necesario conocer esta ciencia para poder salir al mundo de fuera. De verdad, ¡es tan bonito! Gracias por compartir sus pensamientos con todos nosotros.



3
De: Anónimo Fecha: 2003-11-15 04:31

en dónde estas?



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.198.147.221 (76ed84d902)
Comentario

© 2002 escepticismo